Todos los libros se pueden comprar en la página web de la editorial Alentia, en Amazon o en la librería Lé de Madrid (Paseo de la Castellana 154)
Separador Separador Separador

No te olvides de escribirme

No te olvides de escribirme

Muchos dirían que Galo tiene una vida perfecta. O casi: una familia que le quiere, un mejor amigo que, a pesar de la tiranía de su jefe/suegro y de su obsesión por ganar a un par de ancianos a una partida de golf, no pierde la sonrisa, un buen trabajo con un futuro prometedor y una novia increíble con la que va a casarse.

Pero, como casi todo el mundo, también tiene un secreto.

 

Hace veinte años que Galo recibe postales que no son para él, de alguien a quien no conoce. Sin saber por qué, las va guardando todas, sin deshacerse de ninguna, aun sabiendo que nunca podrá devolvérselas a su legítimo dueño.


Pero, a veces, la vida tiene otro camino pensado para nosotros, y Galo está a punto de descubrir el suyo...

<< Así como la narración y la forma en que está escrito es bastante sencilla, la historia me ha parecido bonita. La premisa podría pasar perfectamente por una comedia romántica de Hollywood, pero tiene detalles que van más allá. Un final no tan típico es la guinda que hace más especial la historia >>
Separador Separador Separador

El príncipe verde también existe

El príncipe verde también existe

Ana soy yo. Y tú. Y tu mejor amiga. Es hasta la chica que va a tu lado en el autobús. No es Victoria Beckham porque Vicky es posh y divina y seguro que ni siquiera tiene legañas por las mañanas, pero es todas las otras chicas del mundo. También es la protagonista de esta historia.

Ana es una chica del montón, de las del montón de verdad, sin un cuerpo de escándalo ni unas mechas de 300 euros, que en pocos meses pierde su negocio, al que creía que era el amor de su vida, y que se ve obligada a aceptar un trabajo de secretaria en una empresa de algo que le interesa tan poco que ni siquiera sabe lo que es.

Pero lo que no pierde es su sentido del humor.

Acompañada de su mejores amigos y de otros tantos no tan amigos, inmersa en la organización de una boda y tratando de superar los obstáculos que la vida nos va poniendo, Ana se va abriendo camino de nuevo (a codazos, sí, pero lo importante es participar) para descubrir que los príncipes no tienen que ser siempre azules. También pueden ser verdes.

<< Me he reído muchísimo, a carcajadas, ha sido genial. El personaje de Álvaro me ha encantado y la historia está muy bien >>